Publicado por en en Salud
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 781
  • 0 Comentarios
  • Imprimir

Semillas de chía

Las semillas de CHIA son la fuente natural más rica en ácidos grasos Omega 3. También aportan Omega 6, antioxidantes, hasta un 27 % de fibra (tanto soluble como insoluble), proteínas, vitaminas B1, B2, B3, calcio, cobre, hierro, fósforo, magnesio, potasio y zinc.


No tienen ninguna contraindicación .


Después de tres meses de consumo regular de esta semilla, se puede llegar a reducir hasta un 30 % el nivel sanguíneo de colesterol LDL y triglicéridos. Otros efectos pueden notarse inmediatamente, como la aportación de fibra alimentaria, que regula el tránsito intestinal, o bien, algo más tarde, como los dolores articulares que pueden llegar a necesitar unos 6 meses de ingesta diaria.

Su gran riqueza en Omega 3 es de lo más beneficioso tanto en el embarazo como en la lactancia.

Además, los antioxidantes protegen de posibles tumores, problemas cardiovasculares, inflamaciones, virus y radicales libres.


La fibra que aporta también ayuda a controlar el nivel de glucosa en sangre.


La chía posee otras propiedades que deben tenerse en cuenta: es antiinflamatoria, antiviral, laxante, anticarcinogenética, hipocolesterolemiante, hipoglucemiante, inmunoestimulante, hipotensora, tónico nervioso y cardíaco.


Su consumo se recomienda en casos de lactancia, anemia, arteriosclerosis, artritis, asma, crecimiento, debilidad inmunológica, depresión, diabetes, embarazo, estrés, intolerancia al gluten, obesidad, problemas cardiovasculares, gastrointestinales y pulmonares, psoriasis, tumores,...

 

Cómo consumirla

 

La cantidad diaria debería estar  entre 10 y 25 gr./día.

 

Podemos poner entre 2 i 4 cucharadas de semillas en un vaso de agua, zumo, leche,... lo dejamos reposar 15 - 30 minutos y la sustancia gelatinosa resultante es la que nos deberemos tomar preferiblemente en ayunas o bien, antes de las comidas principales.


También las podemos añadir a sopas, cremas, yogures, frutas, verduras,...


Las podemos comer enteras, pero se recomienda "romperlas" un poco para aprovechar mejor sus propiedades.

 

0
URL de las referencias para esta entrada
Teràpies Naturals i Manuals
Herbolari - Dietètica
Entradas Recientes de este Autor

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Sábado, 18 Enero 2020

Acceso

Accede con Facebook

Están Online:

237025
INVITADOS

MIEMBROS